Leches vegetales o lechadas - Salud y Nutrición

Tal vez has escuchado de los beneficios de consumir leche vegetal (leche de soya, de almendras, etcétera) y de reducir la ingesta de productos lácteos. 
Hoy te contamos un poco más acerca de las leches vegetales.

¿Qué son las leches vegetales?

Las leches vegetales o lechadas son bebidas a base agua de soya, cereales, frutos secos o semillas. Se les dá el nombre de "leche" porque son blancas y suelen utilizarse como sustituto de la leche de vaca. Se recomiendan especialmente a las personas con intolerancia a la lactosa (el azúcar de la leche de vaca). 

En el contexto alimentario actual, se aconseja evitar las "grasas malas", es decir, las grasas saturadas. Éstas se encuentran en los productos procesados y en productos de origen animal.

Es importante mencionar, que para digerir la lactosa (el azúcar de la leche)  se necesita una enzima llamada lactasa. Esta enzima se encuentra en mayor cantidad en el estómago durante la infancia y la tasa disminuye cuando crecemos. Es por eso que algunos adolescentes y adultos no digieren bien la leche de vaca. Partiendo de este principio, la industria ofrece productos como leche de vaca baja en lactosa o leches vegetales.

Las leches vegetales son ricas en vitaminas y minerales y algunas están enriquecidas con calcio. Si te gustan, te recomendamos que las adoptes. Son una excelente opción no sólo para personas intolerantes a la lactosa o alergia a la proteína de la leche, sino para todos los que desean reducir su consumo de productos animales. Las puedes encontrar en el supermercado o preparar en casa.

Es muy importante que sepas que la leche vegetal no sustituye la leche materna y que no se recomienda a lactantes. De igual forma vale la pena mencionar, que la leche de soya no se aconseja a mujeres embarazadas, lactantes o niños pues ésta contiene derivados de hormonas (fitohormonas).

Consulta a un nutricionista y/o a tu médico.

Te puede interesar:

Receta de leche de almendras 

Receta de leche de amaranto