Ishnaan, Hidroterapia - Salud y nutrición

Foto: http://jyotish.rusorg.com/ishnan

Foto: http://jyotish.rusorg.com/ishnan

Varias veces me han dicho que bañarse con agua fría no es de personas normales, que más bien es propio de personas raras y desequilibradas. Creer eso no es para menos, imagínate despertar en la madrugada y luego ir a tomar un baño con agua fría. La idea, para muchas personas, suele ser bastante descabellada.


Sin embargo, el baño con agua fría es una práctica milenaria utilizada por diversas culturas. Se dice por ejemplo, que los espartanos bañaban a sus hijos recién nacidos con agua fría para volverlos fuertes y resistentes. Existen también referencias de que Pitágoras recomendaba a sus alumnos baños fríos para fortalecer al cuerpo y al talento.

En India, los yoguis antiguos llamaban a esa práctica Ishnaan y decían que un baño con agua fría te aseguraba, por lo menos, que Dios llegaba a tu mente de forma inmediata. Y debe ser, muchas personas, al entrar a una regadera con agua helada, dicen “¡Oh Dios, oh Dios, brrrr!

El baño con agua fría o Ishnaan es una ciencia de salud muy antigua, en la filosofía del yoga decimos que suceden cosas milagrosas cuando utilizas el agua fría para bañarte. El Ishnaan puede brindarte una gran salud, un excelente sistema nervioso y una personalidad fuerte. Cuando tu cuerpo entra en contacto con el agua fría crea la temperatura adecuada para vencer la frialdad y tu mente crea las condiciones adecuadas para vencer cualquier reto.

El Ishnaan no consiste en entrar a un río, a una alberca o a una tina con agua fría; consiste en dar un masaje utilizando el chorro de agua fría que sale de la regadera. Antiguamente, para poder hacer esto, tenían que llenar contenedores de agua ubicados a varios metros de altura para poder tener una presión adecuada, o bien viajar a alguna cascada que proporcionara esas condiciones. Hoy eso no es necesario, pues todos nosotros tenemos una regadera en casa.

Cuando el agua fría te toca, tu cerebro emite una señal de alerta y tu cuerpo comienza a llevar una gran cantidad de sangre hacia la piel como forma de defensa para mantener al cuerpo con temperatura adecuada; una buena parte de esa sangre es tomada de tus órganos, así que éstos son estimulados. Este proceso también abre tus vasos capilares, y según se dice, no existe ninguna otra forma natural de abrirlos.

Dentro de los muchos beneficios que te brinda esta práctica, destacan la mejora de la circulación en general, el fortalecimiento del corazón y del sistema inmunológico, la tonificación muscular, el fortalecimiento del sistema nervioso, etc. Incluso, el ishnaan es utilizado como un excelente auxiliar en el tratamiento natural de la artritis.

Aunque esta ciencia es muy extensa, quiero compartir contigo algunos tips para que te beneficies de esta maravilla natural. Puedes construir una mente nítida usando el chorro con agua fría para que caiga justo debajo del labio inferior por algunos minutos. Si necesitas energía extra para tu día, usa el chorro en tu cara en el área entre las cejas y el labio superior. Si dejas caer agua fría en tu frente por algunos minutos, vas a tener tanto sueño que no lo vas a creer. Masajeando el brazo bajo el chorro de agua, desde el codo hasta debajo del hombro, vas a beneficiar a tu estómago. Si masajeas desde el codo hasta la muñeca, tu colon e intestinos estarán muy agradecidos.

Entrar a la regadera de agua fría no debería ser de una sola vez, incluso, la recomendación yogui es que no deberías entrar rápidamente al agua fría, ni siquiera cuando vas a la alberca o al mar, aventarte sin antes poner un poco de agua en tu cuerpo, según esta ciencia, podría lesionar tu corazón.

Hay muchas técnicas para la práctica de esta disciplina, pero una técnica sencilla y es la que a continuación te comparto:

Vas a necesitar aceite de almendras natural, de preferencia orgánico; un buen estropajo, una toalla grande; y por supuesto, tu regadera con agua fría a la temperatura que sale directamente de tu llave, por favor no hagas trampa y no quieras regularla con un poco de agua tibia.

  1. Frota un poco de aceite de almendras en todo tu cuerpo.
  2. Con el estropajo tállate vigorosamente desde abajo hacia arriba, desde los pies hacia la cabeza (aún no entras al agua).
  3. Abre la regadera y moja primero tus piernas y brazos, luego entra por completo.
  4. Tállate vigorosamente con tus manos, masajeándote. Talla un pie con el otro, es un estímulo muy especial. Deja que el agua corra por todo tu cuerpo.
  5. Cierra la regadera y opcionalmente vuelve a ponerte aceite. Vuelve a frotar tu cuerpo con el estropajo, elimina así todas las células muertas de tu piel.
  6. Abre de nuevo la regadera y vuelve a entrar.
  7. Repite este proceso por lo menos otras tres veces más.

Asegúrate de frotar tus axilas , y si eres mujer, masajea tus senos con movimientos circulares bajo el chorro de agua fría, esto es un regalo que no puedes despreciar, vas a eliminar toxinas, y por si eso no es suficiente motivación, también ayudarás a que tus senos se tonifiquen. Al entrar en contacto con el agua vas a sentir frío, pero una vez que la sangre fluye hacia la piel y los capilares están abiertos ya no lo sentirás. De hecho ¡tu cuerpo calentará el agua! ¡Vas a dejar los cristales y espejos de tu cuarto de baño empañados, nadie creerá que en realidad te bañaste con agua helada!

Al terminar sécate con una toalla, ponte ropa que abrigue y una manta; claro, si tu clima es cálido tal vez esto último no sea necesario. La sangre va a regresar hacia los órganos y este proceso resultará muy rejuvenecedor y purificador.

Existen algunas excepciones:

Las mujeres no deben bañarse con agua fría durante su periodo menstrual. Tampoco deben hacerlo después del séptimo mes de embarazo.

No se recomienda terminar tu baño de agua fría con agua tibia o caliente; y tampoco se recomienda lavar tu cabeza con agua fría durante un periodo de tiempo prolongado (hablo de minutos).

“Cuando conquistas la frialdad del agua, conquistas la frialdad de tu vida.”
– Yogui Bhajan


Por: Satguru Singh
Twitter: @YoguiSatguru
www.yoguisatguru.com
Maestro de Kundalini Yoga y Gastrónomo, cuenta con certificación internacional de KRI (Kundalini Research Institute) e IKYTA (International Kundalini Yoga Teachers Asociation). Actualmente, además de dar clases regulares de yoga, es conferencista de diversos temas relacionados con el yoga y brinda cursos específicamente adaptados para mejorar ambientes laborales en empresas a través de la práctica del yoga.