Baja de peso comiendo "a la francesa" - Salud y nutrición

¿Sabías que Francia se encuentra entre los países con menor porcentaje de adultos obesos en el mundo? 
¿Qué podríamos aprender de los hábitos y las costumbres de los franceses para mantenerse delgados?

1. Hábitos 

La mayoría de los franceses respetan casi religiosamente los hábitos y horarios alimentarios, a tal grado que la mayoría de los restaurantes dejan de servir y cierran entre la comida y la cena.

2. Los franceses comen bien

Los franceses comen bien y de todo. La mayoría lleva una dieta equilibrada, sin excesos.

3. Agua

Sí, en Francia se produce y se bebe vino pero la gente no suele acompañar sus alimentos diario con vino. La mayor parte de las comidas y cenas las acompañan con agua, simple y pura. 

"Los franceses no beben calorías".  

4. La comida no es "para llevar", se come en la mesa

En Francia la gente hace una pausa y se sienta a la mesa a comer. Si hace buen clima verás a la gente comiendo en los parques, sentada en el pasto o en una banca pero dándole importancia al momento de comer.

5. Cena ligera 

Las cenas de la vida cotidiana suelen ser ligeras: Un yogurt, sopa o ensalada.

6. Si puedes caminar, camina. 

Los franceses se "mueven". Si pueden ir al súper o al trabajo caminando o en bicicleta, lo hacen. Aún aquellos que no van al gimnasio o practican algún deporte regularmente, se activan un poco. Caminan a la panadería, a hacer algunas compras o simplemente salen a respirar aire fresco o pasear.

7. Comer es un hábito sagrado

En Francia, la vida gira en torno a comer y a comer bien.  La mayoría de la gente come de todo y no tienen listas interminables de alimentos prohibidos.  ¿Beben vino? Sí, con moderación.

El francés, como idioma, cuenta con muchísimas palabras para describir aromas, texturas y sabores. La lengua francesa ha aportado a la gastronomía muchísimos términos.  

El francés promedio es un apasionado del buen comer. ¿El secreto? El equilibrio.

Los franceses están orgullosos de los productos locales y a la mayoría, les parece aberrante atrofiarse las papilas gustativas con comida chatarra.

8.  Cocinar es un rito  

La comida en Francia no sólo sirve para nutrir, la comida alimenta el cuerpo y el alma. Entonces, el proceso es importante, cocinar es un rito sagrado. Los franceses cocinan, hombres y mujeres, sin complejos sexistas ni machistas.

9. Los niños no comen nuggets en forma de pescaditos

Los niños franceses comen lo que comen los adultos y algo muy importante, copiable, rescatable y admirable es que el dulce NO está prohibido sino controlado.

Los niños franceses, entre la comida y la cena, comen una colación o pequeña merienda y ésta consiste en algo dulce = algo de sabor dulce.  Esto quiere decir: Fruta, pan dulce, galletas, yogurt, una crepita con mermelada.  De vez en cuando, comen una golosina: Gomitas, un chocolate. 

10. Comer es un placer

En Francia, comer es un ritual, uno se sienta a la mesa, disfruta el aroma, la presentación, la disposición del plato, los colores.  Se prueba algo y se disfrutan los ingredientes y sazón, las especias, las hierbas.  No importa si es algo complicado que tardó horas en hacerse o una simple ensalada. 

¡Adopta ya estos 10 hábitos y baja de peso comiendo "a la francesa"!