México 2016: Mi "Proyecto Pinole"

 Pinole con chocolate, foto: Silvia Flores

Pinole con chocolate, foto: Silvia Flores

Buenos días.  Entre mis propósitos de 2016 está el dedicarle más tiempo a la comida mexicana tanto para saciar mi hambre emocional por vivir lejos de la Madre Patria, como para probar nuevas recetas y algunas cosas que vaya aprendiendo en mis clases de cocina.

Desde que me fui de México en 2013, he vuelto cada año y siempre voy con una lista de platillos que no quiero perderme. En lugar de llevar una lista de cosas por hacer, llevo una de cosas por comer: Pozole, tacos al pastor, tlacoyos, tacos de barbacoa, micheladas, quesadillas de flor de calabaza, tortillas de maíz azul, tlayudas, mole, -me está dando hambre-. En la lista por supuesto también figuran frutas y verduras que aprendes a valorar profundamente en el exilio voluntario: Nopales, guayabas, jícamas, mamey...

De cada viaje he regresado siempre con una maleta extra (mucho más barato que pagar kilos de sobrepeso) y ésta viene llena de las cosas que acá no encuentro como dulces de tamarindo, chocolate (oaxaqueño), mole, especias, hierbas, salsas, tostaditas, harina de maíz, cajeta, chiles secos.

Vivir fuera de México me ha hecho comprobar lo afortunados que somos de contar con una cocina tan rica y vasta.  Lo bueno y lo rico no necesitan ser defendidos, la buena calidad se hace publicidad a sí misma, por eso creo que nuestra comida no necesita publicidad, lo que necesitamos es regresar a ella, sentirnos orgullosos y dejar de andarle buscando tres pies al gato y comiendo cochinadas.

Este blog se trata de comida, de comida rica y saludable, de cocinar y encontrarle el gusto a hacerlo, de buscar siempre la mejor versión de lo que ponemos en nuestro plato al utilizar los mejores ingredientes que podamos. 

No podemos controlar lo que pasa a nuestro alrededor pero sí podemos controlar lo que ponemos en nuestro plato. 

En abril de 2015, Jamie Oliver, el chef inglés, se dio una vuelta por Chiapas y comenzó un proyecto llamado "Pozol" cuyo slogan es "Más sanos comiendo como mexicanos";  el pozol es una bebida ancestral de maíz altamente nutritiva.  

El objetivo principal del Proyecto Pozol es que la gente regrese a la comida tradicional y por supuesto que deje de beber refresco: Una de las causas principales de obesidad y diabetes en México.  ¡Ovación de pie a Jamie Oliver y mi más sincero agradecimiento!

‘México no necesita mirar hacia ningún otro lado
para resolver el gran problema de obesidad y diabetes que padece,
la solución está aquí mismo y es la comida tradicional’.

- Jamie Oliver

Hoy, quiero anunciarles que me uno a la promoción de nuestra comida tradicional y la mejor forma que tengo de hacerlo es compartiendo recetas, tips e información. 

Espero que con mis fotos, mis historias, mis viajes y mis visitas a restaurantes buscando inspiración, pueda lograr que se animen a ir al mercado, a comprar los ingredientes para preparar algo que se les antoje y que se metan a la cocina y salgan de ella con la barriga llena y el corazón contento. 

Hoy comienzo mi "Proyecto Pinole", inspirada en el "Proyecto Pozol" de mi súper héroe de la cocina y la comida saludable, Jamie Oliver.

¿Por qué pinole? Ja, pues porque me encanta. Me recuerda cuando iba con mi mamá al mercado y me compraba un tubito con pinole como golosina. Haré un post completo dedicado a esto, pero simplificando les cuento que el pinole es polvo de maíz tostado y molido con cacao, chía, azúcar, canela. Se usa para preparar una bebida pero se puede comer en tubitos como una golosina y es así como mejor lo recuerdo.

Nos leemos por aquí y en las redes sociales con más de: #proyectopinole

Estén pendientes esta semana pues ya están en el horno nuevos posts. 

¡Hasta lueguito!


Agradezco especialmente la inspiración y apoyo de mis queridos compatriotas de:

- Restaurante Mezquite, Oaxaca
- Tostadas Amatista, Cd. de México
- Restaurante Catedral, Oaxaca
- Finca Vai
- Mercado El Cien
- Cusibani