Salsa de chipotle (en adobo) - Mi comida

Buen día.
Compatriotas, antes de que me fusilen por publicar esto, les cuento: No está dirigido al público mexicano sino a quienes encuentran productos mexicanos en el extranjero y no saben cómo usarlos y cómo conservarlos.

El chipotle es un chile que por suerte encontramos en algunos supermercados en el extranjero y mucha gente no lo compra porque no sabe cómo se usa o creen que es demasiado picante. 

Hace un par de semanas tomé la decisión de comenzar una sección de mi blog en francés (vivo en Francia) y voy a compartir recetas con chipotle, uno de los productos que forman parte de mi "kit de supervivencia".  (La sección estará lista en un par de semanas)

En México se consigue el chipotle seco, en lata de diferentes marcas y en formato de salsita en botella apachurrable, hay hasta mayonesa con chipotle pero esos son lujos que no apreciamos hasta que dejamos la Patria y nos encontramos con que en los supermercados europeos consideran comida mexicana las tortillas duras dobladas (tostadas dobladas) y guacamole enlatado (un sacrilegio), vaya no me atrevo ni a probarlo. 

Entonces, cuando uno encuentra una lata de chipotle, la compra aunque cueste 5 euros. 

Para nosotros, queridos compatriotas, sacar el chilito de la lata, cortarlo y ponérselo al sandwich no es nada extraordinario y nuestros paladares están acostumbrados al picante desde que somos niños, tendrían que ver la cara de los franceses cuando les digo que algunas golosinas en México pican (Miguelitos, Pulparindos, Pelón Pelo Rico, Tama Roca… ). Entonces, nosotros ya sabemos qué esperar de un chile chipotle de lata sin embargo, no todas las papilas gustativas tienen el entrenamiento mexicano así que, piedad.

Si no eres mexicano y te encuentras con una receta que lleva chipotle, te animas a comprar una latita, encontrarás probablemente marca El Faro o La Costeña que es súper popular.

Bueno, antes de comenzar: El Faro pica mucho más que La Costeña, así que de entrada extremen precauciones. Siempre desconfíen y pongan muy poquito, prueben y añadan si quieren más. Mi lema es: "Más vale que falte y no que sobre". Un plato demasiado picante puede arruinarse, quedar incomible y hacerte pasar un momento desagradable.

Listo, ya tienes tu latita de chipotle: Bravoooo.

El chipotle tiene un sabor ahumado delicioso, si quieres más información haz click aquí.

Ahora, te informo que no vas a usar toda la lata en ninguna receta y que para hacer más prácticos tanto el uso y conservación, es mejor moler todo y guardar en forma de salsita. 


image.jpg

¿Qué necesitas?

- tu latita de chipotle
- un procesador de alimentos (yo uso mi batidora de mano que es chiquita)
- un tenedor o palita para sacar los chiles
- un recipiente de cerámica o vidrio con tapa
- guantes


Abre la lata, saca con ayuda de la palita o tenedor los chiles y pónlos en el procesador (si quieres que quede menos picante, puedes ponerlos en una tablita, abrir los chiles y sacarles las semillas con una cuchara).

Evita tocar los chiles con la mano, es más, si puedes ponte unos guantes. No es por asustarte, en realidad no pican tanto (comparado con un chile de árbol el chipotle es juego de niños) pero hasta el chile más indefenso es enemigo de la piel o de los ojos.

Ahora muele todo muy bien. En cuanto esté lista tu salsa, pásala al recipiente donde la conservarás. 

Consejo: Usa recipiente de vidrio o cerámica con tapa del mismo material o de plástico, el chipotle de lata es ácido y no es amigo del metal.

En mi casa es un artículo de primera necesidad, jeje, es verdad cuando digo que forma parte de mi "kit de supervivencia" así que lo guardo en una mini ollita de cerámica con tapa que no me de pena poner en la mesa como salsera. 

Hay que guardar la salsa en el refrigerador y se conserva por varias semanas. Aunque tengo que admitir que nunca dura más de un mes porque en cuanto consigo, hago salsa y le pongo a todo lo que se me ocurre.

Recetas con chipotle:

- Couscous con camarones y caldo de mariscos 

- Sopa de almendras y chipotle

- Salad jar de camarones marinados al chipotle