Pizza Integral (masa) - Recetas

Si eres fan de la pizza como yo pero prefieres cocinar y no pedirla a domicilio, ésta es la solución. Es deliciosa y súper fácil de hacer.

Si tienes la suerte de vivir en un lugar en donde consigas la masa de pizza integral: Genial. Si no, tendrás que hacer todo, entra a la cocina sintiéndote todo un chef. Pónte tu delantal, tu música favorita y disfruta el proceso.


¿Qué necesitas para la pasta de la pizza integral?

 Eat, Cook, Love©

Eat, Cook, Love©

- 300 gramos de harina integral
- 3/4 taza de agua (a temperatura ambiente)
- 1/3 de taza de agua (a temperatura ambiente = para disolver la levadura)
- 2 cucharaditas de aceite de oliva (virgen, de preferencia)
- 20 gramos de levadura
- 2 cucharaditas de sal de mar
- 1 paño limpio húmedo


¿Cómo preparar la masa de pizza integral?

- En un bol, mezcla la harina integral con la sal. Una vez bien mezcladas, agrega el agua y revuelve hasta que sea una masa homogénea sin grumos.
- Mientras, en un bol separado, disuelve la levadura en un poco de agua (debe estar a temperatura ambiente) e incorpora el aceite de oliva.
- Mezcla todo, cuando ya tengas la masa formada, empieza a hacerla redonda, como una pelota para que sea más fácil dejarla reposar puesto que tendrá que duplicar su tamaño.
- Tapa la bola de masa con el paño húmedo y espera unos 40-45 minutos. Si en donde estás hace calor, la espera será menor.
- Una vez que haya pasado el tiempo para que la levadura haga su trabajo, jeje… Toma la masa y comienza a extenderla. Elige si la haces rectangular o redonda dependiendo de la charola (bandeja) para hornear que vas a utilizar.
- Haz tu base para pizza integral, de entre medio centímetro o un centímetro (si la quieres crujiente o más gordita, tu eliges)
- En la charola para hornear (bandeja/base metálica), unta aceite y encima extiende la masa.
- Hornea a temperatura media de 5-10 minutos, cuidando que no se endurezca mucho
- Después, agrega los ingredientes que te gusten: La salsa de tomate, verduras, queso.

La pizza de la foto es mi favorita, es Pizza Margarita. Sólo lleva salsa de tomate, tomates deshidratados*, queso mozzarella y cuando la sacas le pones hojitas de albahaca fresca. Es deliciosa.

*para hacer tu mismo los tomates deshidratados: rebana los tomates en rebanadas de medio centímetro y acomódalos en una charola para horno, se reducen de tamaño obviamente, así que piensa que necesitas varios para cubrir tu pizza.  Hornéalos a temperatura media hora, revisa cómo están. Si los quieres así, déjalos enfriar. Si no, mételos otro rato al horno.