Pizza de calabacita y champiñones - Recetas

La pizza es una de esas cosas a las que es difícil resistirse pero ¿Qué mejor que hacer tu propia pizza en lugar de pedirla a… ? No, no lo voy a decir pero ya sabes a qué pizzería me refiero.

Si consigues la base para pizza en el lugar en donde vives: Excelente. Si hay integral, mucho mejor. Búscala en la panadería. 

Si estás dispuesto a hacerla completita, comienza con la masa. Es un súper plan para juntarse con amigos, esperar a que la levadura haga su trabajo, etc.  Otra cosa súper positiva es que, si tienes niños les va a encantar preparar su propia comida, una pizza de calabacita y champiñones es una muy buena forma de hacer que los niños coman verduras.

La pizza margarita que encontrarás con la receta para la base integral y la pizza de calabacita y champiñones son opciones excelentes para: "Lunes sin carne".

¿Qué necesitas?

- Base para pizza integral
- Salsa de tomate
- Calabacín en rodajas (1,5 mm)
- Champiñones rebanados (1,5 mm)
- Queso mozzarella, si no consigues puedes usar manchego o gouda rebanado (de preferencia orgánico)

Preparación:

- Precalienta el horno a 180 grados centígrados
- Extiende la base para pizza en el molde (la que ves en la foto es de 30 centímetros de diámetro, ideal para dos personas y acompañarla con una súper ensalada verde con semillas, nueces y vinagreta)
- Extiende un poco de salsa de tomate en toda la base de pizza y pon un poco de queso
- Hornea unos 15-20 minutos a 180 grados centígrados
* Esto hará que la pasta se cueza antes de que le pongas las verduras
- Saca la base de la pizza del horno
- Reparte las rebanadas de calabacín y champiñones y vuelve a cubrir con queso
- Hornea otros 20-25 minutos a 180 grados centígrados
- Cuando esté lista, sácala del horno y déjala enfriar un poco, será más fácil rebanarla

¡Que la disfrutes!

Photo 30-06-2013 00 22 38.jpg