Mantequilla de almendras con Thermomix - Recetas

¡Hola! ¿Cómo están? Ya sé, long time no see, no es que los quiera tener abandonados es que de verdad estoy vuelta loca con la escuela de cocina y mis clases de español. Ya van a ver, en cuanto tenga mi diploma las cosas cambiarán y regresarán a la normalidad, a esos días en los que publicaba un montón de recetas. Estoy planeando nuevas secciones y les compartiré técnicas de cocina y consejillos de todo lo que he aprendido. 

Por lo pronto, aunque algunas personas desdeñen cocinar con Thermomix porque dicen que "eso no es cocinar", la verdad es que es una súper herramienta y una excelente forma de comenzar a hacer pininos en la cocina y de preparar cosas -desde cero-. TODO lo que te haga cocinar tu comidita es mejor que pedir pizza, ¿no crees!? 

Este post va especialmente dedicado a esas personas que le huían a la cocina ;-) y que, gracias a Thermomix, se sienten motivadas para preparar ellas mismas su comidita y planear el menú y la lista de compras. ¡Aplausos!

Y bueno, ya invertiste la lanoooota en tu Thermie, ahora hay que sacarle el mayor provecho posible porque vamos, no cuesta dos pesos.

Obvio que aquí no discriminamos a nadie que no lo tenga, aquí está la receta de mantequilla de almendras hecha con mi súper batidora de mano, haz click aquí.

La base de esta receta, además de las almendras, es la paciencia y el secreto es evitar que éstas se calienten. ¿Porqué? Primero para que no se sequen y segundo, para que los aceites de la almendra no se quemen y pierdan sus propiedades.

¡Listo! Vamos a empezar. 

Te recomiendo que saques el libro que estás leyendo, te prepares un té o un café y aproveches los tiempos de espera.

¿Qué necesitas? 

- 300 grs. de almendras sin tostar y sin pelar (si eres una consumidora responsable como yo, cómpralas a granel y ahórrale al mundo el empaque)
- 2 a 3 pizcas de sal de mar
- frasco con tapa (puedes reciclar uno de mermelada)

Preparación:

Tomé fotos del proceso para que vayas viendo cómo va cambiando la textura, para que no cunda el pánico y pienses que ya echaste a perder todo. De nuevo, mucha mucha paciencia.


IMG_4608.JPG

1. Pon las almendras en el bol, programa 1 minuto / velocidad 5. Baja lo que queda en las paredes del bol con la espátula y programa 30 segundos / velocidad 6. 

2. Vuelve a bajar lo que queda en las paredes del bol y programa 30 segundos / velocidad 6.

 


IMG_4609.JPG

3. Deja reposar 5 minutos. Notarás que el bol está un poco tibio, el objetivo ahora es justamente esperar a que se enfríen las almendras. Después de cada paso, ve bajando la mezcla con la espátula, ok?

4. Programa 30 segundos / velocidad 7. Deja reposar 15 minutos.

5. Programa 1 minuto / velocidad 6. Deja reposar 30 minutos.


6. Agrega las dos o tres pizcas de sal y programa 1 minuto 30 segundos / velocidad 5. Deja reposar 5 minutos.


IMG_4610.JPG

7. Programa 30 segundos / velocidad 5. Deja reposar 5 minutos. Acuérdate de limpiar las paredes del bol con la espátula bajando la mantequilla hacia las cuchillas.

8. Programa 30 segundos / velocidad 6. Deja reposar 5 minutos.

9. Programa 1 minuto / velocidad 6. Listo, ahora con la ayuda de la espátula, pon la mantequilla en un frasco con tapa.


IMG_4514.JPG

10. ¡Ay noooo! El bol quedó todo embarrado de mantequilla y ni la mejor espátula del universo logrará evitar el desperdicio. Ahora, sirve un poco de agua fresca (potable) en un vaso y vierte el agua en el bol. Programa 15 segundos / velocidad 5 y luego 15 segundos / velocidad 10.


IMG_4516.JPG

11. ¡Mmmm! Qué rica lechita.


IMG_4539.JPG

Ahora, ya tienes tu mantequilla de almendras. La puedes usar para untar en panecito con un poco de mermelada o como yo cuando me muero de hambre, me como una cucharadita. Miren la foto de mi tarrito con la mantequilla, mi desayunito (faltó el cafecito) y una mermelada de ciruela-limón-canela que me hizo mi amiga Isabelle. Awwww.