Las 10 razones por las que compré un Thermomix TM31® - Mis favoritos

 Fuente, foto: http://www.houzz.com/discussions/933849/Are-you-a-Thermomix-fan-  modelo: THermomix tm31  

Fuente, foto: http://www.houzz.com/discussions/933849/Are-you-a-Thermomix-fan-

modelo: THermomix tm31
 

Hace poco tiempo me mudé a Francia y como gran parte de mi vida gira en torno a la comida saludable, a planear el menú y a aprender recetas nuevas, lo primero que extrañé fue la cocina. Y no, no me refiero a la comida mexicana (aunque claro que extraño las tortillas y los nopales), me refiero a "mi cocina".


He vivido la mayor parte de mi vida en México y tenía todo lo que necesitaba para cocinar. Con el tiempo fui mejorando mi equipo, comprándome cuchillos, utensilios, moldes y claro, todos los electrodomésticos habidos y por haber.

Cuando llegué aquí no tenía ni licuadora. ¿Cómo me hago un smoothie? ¿Cómo hago leches vegetales?

Tampoco tenía procesador de alimentos.  ¡No! ¿Cómo hago mantequilla de almendras?

Ni soñar con mi súper batidora y sus accesorios, ni con la báscula, la olla eléctrica o la vaporera...

Me compré una batidora de mano con accesorios de buena calidad y con ésta sobreviví muchos meses:  Licuados, sopas y cremas de verduras y hasta mantequilla de almendras o cacahuate (con mucha paciencia, eso sí).

Enviar todo de México no sólo es carísimo sino imposible porque las tomas de corriente no son las mismas así que he ido trayendo poco a poco algunos utensilios pero los electrodomésticos se tuvieron que quedar.

Empecé a buscar en las tiendas todo lo que tenía en México, hasta mismas marcas y colores (confieso mi debilidad por Kitchen Aid).  La realidad es que en Europa todo es mucho más caro que en México o Estados Unidos así que cuando hice cuentas, el presupuesto se iba hasta el cielo. 

¡Hasta que tuve una epifanía!  Siempre quise un Thermomix® y nunca me lo compré porque tenía todos los electrodomésticos que necesitaba.  

¡Es una señal!  

Thermomix® es un "robot culinario".  En pocas palabras, un solo aparato tiene varias funciones.  Por supuesto que hice mi estudio de mercado, análisis de precios y me metí a foros para leer las opiniones de usuarios tanto de Thermomix® como de robots similares.  

¡Sí, me lo compro!  

¿Por qué decidí comprar un Thermomix® en lugar de aparatos electrodomésticos por separado?

Las 10 razones por las que compré un Thermomix® 

1. La más importante: Precio. Thermomix® me salía mucho más barato que comprar todo por separado. 

2. Espacio: Thermomix® ocupa mucho menos espacio que todo lo que pensaba comprar inicialmente.

3. Varias funciones en 1:   

 - Licúa:  Es súper potente, tritura hielos y es tan buena como la licuadora KitchenAid.  Los smoothies quedan con una textura perfecta.
 - Amasa/mezcla:  Genial para hacer masa de pizza, pasta hojaldrada, "brisé".  Para masa de pan, pasteles, muffins, panqués.
 - Tritura/muele/corta/pica:  Excelente para hacer verduras picadas.  También puedes hacer tus propias harinas con avena, amaranto y diferentes granos y cereales. ¡Pasó la prueba de la mantequilla de almendras!
 - Bate y emulsiona
 - Cocina al vapor: Ésta es una de las funciones que más me gusta porque es súper saludable, se conservan mejor los nutrientes, la comida no se quema y se cocina sin grasa..
  He cocido al vapor desde pescado, espárragos, papas y poros hasta huevos en moldecitos de silicón y     pan. (Sí, leíste bien: Pan al vapor)
 - Calentar/saltear/sofreír: El vaso de Thermomix® es de acero inoxidable y además de todas las funciones que he descrito, también puede servir para calentar, como una "olla eléctrica".  Por ejemplo, puedes picar cebolla, agregar un poquito de aceite, saltear hasta que esté transparente, agregar verduras y hacer una sopa.  
 - Cocinar: Uno o varios platillos a la vez.  La primera vez que hice esto, no lo podía creer.  En el vaso hice sopa de espinacas, en el cesto hice arroz integral al vapor y en la parte más alta, espárragos. 
 - Pesar:  Esta función es un "mega plus". Te permite controlar los gramos de grasa que añades a una preparación, además, si para una receta necesitas 1 kilo de harina de avena, haces sólo lo que necesitas y no desperdicias. 

4. Se puede regular la temperatura desde 37 grados hasta 100 grados centígrados.  ¡Wow! Muy útil, especialmente para conservar los nutrientes y la calidad de los aceites.

5. Diferentes velocidades y función de sólo "revolver" sin moler.  Como el Thermomix® te puede servir para hacer una sopa de verduras, por ejemplo, puedes seleccionar una velocidad baja y que las cuchillas vayan "al revés" y sólo revuelvan como si lo hicieses con una cuchara, sin cortar. Esto te permite conservar las verduras enteras si así lo deseas. 

6. Accesorios: Thermomix® tiene pocos accesorios y algunos se pueden usar para distintas cosas (recuerda que uno de mis criterios era el espacio).  
 - La espátula: Espátula y palita. Además sirve para sacar el cesto.
 - Cestillo/Cesto
 - Mariposa: Es como el "fouet" sirve para batir. También lo puedes poner para mover lo que estás cocinando.
 - Vasito: Sirve de tapa y de vaso medidor.
 - Varoma: Es como una charola que se pone hasta arriba para cocinar al vapor. La puedes usar para escurrir pasta, verduras, colar (al igual que el cesto o cestillo).

7. Limpieza y ecología:  El vaso se limpia fácilmente y se puede meter a la lavavajillas (todo excepto los empaques).  No guarda olores porque el vaso es de acero inoxidable.  Los botones no guardan polvo.

Cuando digo "ecología" es que como usas sólo un aparato, no tienes una pila de cosas que lavar al final lo que ahorra agua, jabón, energía y por supuesto tiempo.

8. Tamaño:  De base tiene aproximadamente 30x30 centímetros. Y de alto, sin la "varoma" es como una licuadora. No ocupa mucho espacio y no tienes que enrollar el cable y asegurarlo con un alambrito pues éste se puede meter, no lo ves ni queda un cable gigante volando. = No me gustan los cables.

9. Puedes programar el tiempo de cocción:  Dejas todo cocinando y suena una alarma cuando termina, lo cual es buenísimo porque si vas a preparar algo que requiere estar dándole vueltas y cuidando que no se queme, tu robot lo hace por ti y te avisa cuando está listo sin que tengas que estar al pendiente. 

10. Clases de cocina gratis.  Cada centro Thermomix® y sus vendedores/as organizan cursos en los que comparten recetas y tips.  Éstas sirven para aprender a usarlo de forma óptima, sacarle partido, conocer, compartir e intercambiar recetas y hasta para socializar.

El día de hoy inauguro una sección de recetas y tips de Thermomix®.  Espero que te guste.  Si tienes una receta saludable que quieras compartir, no dudes en contactarme.


Nota importante:  
Thermomix® es una marca registrada.
Soy usuaria de Thermomix®: No lo vendo ni lo promuevo.
Las recetas y tips de Thermomix® que comparto en este sitio son GRATUITAS y no están ni estarán a la venta.
Si te interesa adquirir un Thermomix® te invito a que solicites información en el sitio oficial: http://thermomix.vorwerk.mx/mx/