Hábitos perrunos que los humanos deberíamos copiar - Mis notas

¡Buen día!

He decidido escribir acerca de los perros porque son una gran fuente de felicidad en mi vida. Si me sigues en Instagram quizá hayas visto las fotos de Tash, mi perra de 12 años; pues hace 6 días adopté una cachorra, se llama Abbey. 

Tash llegó a mi vida en 2003, cuando tenía unos 3-4 meses y desde entonces no había tenido otro perro.

Estos días en los que he estado al pendiente de la cachorrita para enseñarle a ir al baño en el jardín y cuidar que no muerda todo a su paso, me he dado cuenta de que, a pesar de la diferencia de edades, Tash y Abbey comparten algunos hábitos que si copiáramos, seríamos más felices y estaríamos más sanos.

 Primera comida juntas, Tash y Abbey, jueves 18 de junio de 2015.

Primera comida juntas, Tash y Abbey, jueves 18 de junio de 2015.

1. La hora de comer, es para comer: La comida es sagrada. No hay distracciones. 

Comer sin distracciones (celular, tablet, televisión) nos hace más conscientes de lo que comemos, no sólo de los sabores y texturas sino de la cantidad.

 


2. Haz pipí y toma agua al despertar.

Nadie le tuvo que explicar a Abbey que lo hiciera, se despierta y sale al jardín con Tash, hacen pipí y entran como locas corriendo a buscar el agua:  

¡Comienza el día "sacando la basura" e hidratándote! 


 Llegando a mi corte de pelo para un "look" de verano, porque tengo mucho calor. Junio 18, 2015.

Llegando a mi corte de pelo para un "look" de verano, porque tengo mucho calor. Junio 18, 2015.

3. Despierta y estírate

Nada mejor que despertar y darle una buena estirada al cuerpo al estilo perruno. ¿Será que por eso andan de buen humor todo el día?


 Abbey con el juguete que le regalaron sus tíos Alain e Isabelle, Junio 2015

Abbey con el juguete que le regalaron sus tíos Alain e Isabelle, Junio 2015

4. Juega y diviértete

Tash tiene 12 años y aunque en edades caninas ya se le considera una "senior", nunca ha dejado de jugar. 

¿Qué fue lo primero que Abbey secuestró ¡Los juguetes de Tash! 

 


5. Prepara tu camita para dormir

En la noche, cuando van a dormir, los perros se preparan: Hacen pipí, rascan su camita y se acuestan. Hacen una buena respiración profunda y "off", se duermen.

No, no estoy sugiriendo que rasques tu cama sino que prepares tu espacio para dormir, reduzcas los estímulos (especialmente de luces), te alejes de la computadora o teléfono y te concentres en descansar. Lávate los dientes, ponte la pijama, baja la intensidad de la luz, apaga la televisión, pon tu alarma, deja celular y otros gadgets fuera de tu habitación, acuéstate, haz respiraciones profundas… zzzz 


 Abbey, 19 de junio de 2015.

Abbey, 19 de junio de 2015.

6. Duerme una siesta 

Si puedes, duerme una siesta. Que no sea muy larga porque corres el riesgo de no poder dormir en la noche, pero una corta después de comer… ¡Es la gloria! 

Ya les iré compartiendo algunas reflexiones acerca de mi vida con Tash y Abbey, por lo pronto me acabo de pedir los libros del "Encantador de perros, César Millán" para educar mejor a Abbey.

Si quieres ver el Instagram de Tash y Abbey, haz click aquí.