Consejos para mantener una piel firme - Belleza Natural

 Foto: http://www.plaisirssante.ca/ma-sante/index-a-z/cancer-de-la-peau

Foto: http://www.plaisirssante.ca/ma-sante/index-a-z/cancer-de-la-peau

Perder firmeza en la piel, es uno de los primeros signos del envejecimiento aunque no es un tema que se relaciona sólo con la edad.  Existen varios factores que contribuyen a que esto pase.  Por suerte, hay formas para ayudar a nuestra piel a que permanezca en su lugar por más tiempo.

La firmeza en la piel es la capacidad de ésta para resistir cambios y/o deformación cuando la sometemos a tensión/presión. Específicamente, la dermis ayuda a esta resistencia con sus fibras de colágeno.

La elasticidad de la piel brinda el efecto de tersura.  Es la capacidad de la piel para sobreponerse a los efectos de la tensión/elongación sin deformaciones.

La tonicidad es el resultado de la firmeza y elasticidad. Es el grado de tensión de la piel.

La renovación celular se hace más lenta conforme pasan los años y esto contribuye a que perdamos firmeza y elasticidad.  El paso del tiempo y la exposición prolongada al sol son sólo algunas de las causas que afectan a la piel. Con los años, las células pierden la capacidad de regenerarse, se reduce la capacidad de circulación de la sangre y con ello el aporte de oxígeno y nutrientes.

El embarazo es una prueba extrema para la piel, ya que las fibras elásticas se ven sometidas a una gran tensión no sólo por los cambios naturales sino hormonales en este proceso.  Existen muchas formas de cuidar la piel durante el embarazo para evitar flacidez y estrías, consulta a tu médico.  Además, recuerda que no sólo lo que le pones a la piel importa, sino también lo que comes.

Los cambios bruscos de peso también contribuyen a la pérdida de firmeza. Cuídate para conservar tu peso ideal, come comida saludable y no te sometas a dietas extremas. Si tienes sobrepeso medita cuánto tiempo te tomó subir esos kilos de más.

El sedentarismo  y no hacer ejercicio afecta tanto a la firmeza como al tono de la piel. El ejercicio estimula los procesos que ponen en marcha la renovación de la piel, incrementa el drenaje linfático y la circulación sanguínea.

Malos hábitos: Tabaquismo, beber alcohol, mala alimentación, abuso del sol, falta de sueño/descanso son los enemigos de nuestra piel, aceleran el envejecimiento, la deshidratan y la oxidan.

Consejos para mantener una piel firme:

1. Incluye alimentos ricos en antioxidantes, éstos ayudarán a disminuir la cantidad de radicales libres en tu cuerpo que, entre otras cosas, causan el envejecimiento de la piel. Algunos "súper antioxidantes" son: Bayas de goji (goji berries), mangostán y frutos rojos.

2. En tu dieta no deben faltar vitaminas E y C
Alimentos que contienen vitamina E:  Aceites vegetales (oliva, girasol, soya), frutos secos (almendras), verduras de hojas verdes. Aceitunas, aguacate, germen de trigo, espárragos. Vitamina C: Limón, naranja, toronja, guayaba, espinaca, tomates, pimientos, kiwi, entre muchos otros. 

3. Para evitar o retardar las líneas de expresión, aplica productos que promuevan la producción de colágeno.

4. Estimulación de la piel:  La mejor forma es hacer ejercicio físico para tonificar la masa muscular y tensar los tejidos. Además, puedes consentirte con masajes que aumenten la circulación sanguínea y linfática. 

5. Aplica cremas reafirmantes como complemento a una buena rutina de ejercicios y una alimentación sana. Recuerda que el éxito se basa en la constancia.

6. Usa productos diseñados para cada área del cuerpo: Rostro, cuello, contorno de ojos, abdomen y piernas.  Un producto "multiusos" 100% natural y libre de químicos e ingredientes indeseables es el aceite de coco.

La mejor forma que tenemos para evitar tratamientos extremos como la cirugía estética es la prevención.
La combinación de cuidados diarios y constantes de nuestro cuerpo y llevar una dieta sana son la base para mantener una piel firme y saludable.