Básicos en tu despensa: Recetas con 5 ingredientes - Mis recetas

image.jpg
¡Buen día!
El día de hoy comienzo una nueva etiqueta: "Recetas con 5 ingredientes".
Éstos son los ingredientes que deberás tener siempre en tu despensa. 
 

Básicos en tu despensa

1. Azúcar: Yo no soy una obsesiva "anti-azúcar", creo que el abuso del azúcar y demás edulcorantes nos ha llevado a atrofiar el gusto y a dañar nuestra salud. Sin embargo, el azúcar sabe bien y se necesita para algunas recetas. La clave está en elegir azúcar de buena calidad y de distintos tipos, agregarla con moderación y comer postres/dulces también con medida. Mi consejo entonces es que tengas: Piloncillo (molido), azúcar mascabado, azúcar común, azúcar de coco, etc.  Y además, tengas otros tipos de edulcorantes naturales: Miel de maple, de agave, de arroz, de abeja. 

2. Harinas: Otro dilema, si eres intolerante al gluten pues tendrás que cuidar que el harina no sea de trigo ni provenga de una planta donde lo procesen. En mi despensa hay: Harina de trigo, de maíz, de maíz para hacer tortillas, de centeno, de avena. Y hago harinas con coco, almendras, avena, etc.

3. Aceites y vinagres.  Aceites de aguacate, ajonjolí (sésamo), oliva, de coco. Los aceites tienen distintos gusto y aromas, toleran distintas temperaturas. Así que mi consejo es que no te cases con uno solo y tengas botellas pequeñas de distintos aceites.  Vinagres, al menos ten un balsámico y uno de sidra.

4. Polvo para hornear,  "Royal" o levadura química.

5. Sal: Aquí también te aconsejo que tengas de distintos tipos. Sal de mar, flor de sal, etc.

6. Pimientas: De todos los colores, son indispensables.

7. Caldo de verduras/consomé: Si vives en México te aconsejo que compres "Nanishe" de la marca Cusibani. Si no, busca consomé de verduras y lee que no contenga glutamato monosódico ni ingredientes que no quieras consumir.

8. Cebolla: Blanca, amarilla o morada. Siempre se usan, compra cada vez que vayas al súper basándote en las recetas que harás los siguientes días.

9. Ajo

10. Limón, jugo de limón: Te aconsejo que en un mini-recipiente guardes ralladura de limón y la congeles y que hagas hielos de jugo de limón. Así siempre tendrás disponible. Y claro, los limones nunca están de más. Si no los usas para la cocina, los haces limonada, los exprimes en verduras y les pones chile piquín, etc.