5 ingredientes que SI pueden tener tus productos de belleza - Tips de salud y belleza

cosmetic.jpg
En otra nota te hablé de mi top 5 de ingredientes que debes evitar en tus productos de belleza y cuidado personal.  Para que sigas aprendiendo a leer las etiquetas y a hacer mejores elecciones y/o sustitutos saludables, te presento otro "Top 5".

5 ingredientes que SI pueden tener tus productos de belleza y cuidado personal:

1. Ácido ascórbico: Es vitamina C. Es un súper antioxidante, aumenta la resistencia a las infecciones, favorece la cicatrización.  Si tu crema contiene vitamina C, te ayudará mucho sólo que debes tener cuidado, usa el producto por la noche para evitar que te manche la piel.

2. Ácido hialurónico: La pérdida progresiva de nuestro propio ácido hialurónico es una de las causas del envejecimiento de la piel, aparecen arrugas y se pierde firmeza. Por ello, surgió la idea de usar ácido hialurónico en las cremas. Esto provoca la estimulación del hialurosoma, encargado de la producción y regulación de hialurónico a nivel dérmico y epidérmico.  Ayuda a incrementar el grosor de la piel. Ejerce un efecto de camuflaje de las arrugas, ya que el hialurónico capta agua y se hincha dentro de los surcos de la piel y la hidrata en profundidad.

3. Manteca de karité: El karité es un producto de un árbol de la sabana que crece en el centro y oeste de África, en países como Nigeria y Senegal.  Los frutos de este árbol son como almendras y de éstas se obtiene la manteca de karité.  Puedes encontrar la manteca de karité en tarros o como ingrediente de algún producto de belleza o cuidado personal.  Posee muchas propiedades reparadoras, además de dar suavidad a la piel, le aporta flexibilidad y la hidrata. Contiene vitaminas A, D, y E.

4. Cera de abeja: Tiene propiedades nutritivas y humectantes así como emolientes y antiinflamatorias. Se le utiliza mucho en protectores labiales y cremas. Ayuda a darle brillo al cabello. Previene el envejecimiento del cutis.

5. Pantenol: Es una vitamina del complejo B, esencial para el metabolismo de las células. Ayuda a que el cuerpo pueda utilizar otras vitaminas, permite la keratización de la piel y aumenta el nivel de humedad de ésta aportándole suavidad y elasticidad. También tiene cualidades antiinflamatorias, ayuda a la regeneración de las células y provee calma y alivio a los daños de la piel.  Muy utilizada para mejorar el aspecto de las uñas pues ayuda a fortalecerlas.